P r o n t o... www.ambientaluv.cl !

viernes, 22 de junio de 2007

Reflexiones desde el interior de una “toma”

En mi larga carrera académica (34 años) he tenido que sufrir más de una vez esa medida de fuerza que se ha hecho tan popular en nuestro país, tanto, que recibe el apoyo de algunos sectores. Más allá de las razones para instaurarla, conlleva una indefensión enorme a los que la sufrimos. De hecho, he podido seguir trabajando durante todo este período gracias a la “generosidad” de los alumnos de la Facultad de Ciencias, actuales “dueños” de las sedes universitarias. Cabe destacar entre estos jóvenes las caras que más se repiten (lo que puedo constatar a diario), y que creen sinceramente que están haciendo lo correcto ¡cuanta energía que bien encauzada da esperanzas de un futuro mejor en nuestra patria!.

Es curioso los cambios conductuales que esta medida causa en algunos funcionarios y académicos, hay algunos que asumen que están de vacaciones, otros que se angustian por no poder ingresar, otros que hacen lo posible e imposible por tratar de “hacer Universidad” y finalmente ¿quién diferenciará a unos de otros?

No puedo dejar de manifestar mi molestia por la situación actual llevada adelante hasta que los jóvenes decidan. Sin embargo hay que reconocer que somos los adultos los que fallamos cuando se llega a este punto. Muy semejante al caso familiar, el no cumplimiento de los roles de padres lleva a los jóvenes a buscar por si mismos una orientación que deben recibir de sus mayores. Es que hace rato hay un dicho que domina nuestra sociedad y es el “no hacerse problema” lo que traducido significa no asumo nada y dejo hacer, además para no recibir críticas no exijo a quien debo exigir. Además cuando se es adulto hay tanto que perder, y así se va perdiendo el idealismo juvenil y se cae en la complacencia y beneplácito.

La Universidad no puede estar ajena a la pérdida de valores del mundo y esta crisis es un reflejo de ello, no olvidemos que bajo el concepto están las personas, cada una con su carga de individualismo que justamente la hace única, y que sólo se puede aunar cuando existen ideales o propósitos comunes. Los múltiples correos que han circulado estos días comprueban el hecho de esta diversidad, hemos escuchado de todo, lo cual es muy bueno, pero falta la armonía en los acordes, y las notas graves la dan los alumnos, personas en formación con problemas de credibilidad en las promesas y/o personas, que los lleva a convertirse en tiranos, ¿Cuáles son los principios en que se basan pasa decidir sobre nuestro quehacer laboral? ¿cuál es la información veraz con que cuentan para hacerlo?. ¿Quién pondrá fin a esta crisis? ¿Cuándo podremos entonar “....en sus aulas hay derecho, arte y ciencia, humanismo y fe en la libertad que hacen crecer la tolerancia y la prudencia..... ya no hay fronteras que detengan su prestigio pues sus talentos con orgullo triunfarán” sintiendo que no son meras palabras.

En fin, me siento muy mal que el protagonismo de estos días lo tengan nuestros alumnos, y nosotros los académicos dependamos de las decisiones que una Comisión de Decanos y la Federación de estudiantes resuelvan y sólo nos limitemos a expresar por mensajes electrónicos lo que pensamos mientras el tiempo pasa y seguimos a merced de “la toma”. La pasividad nunca ha sido parte de mi forma de ser, por lo que pido a las autoridades nos den seguridad de poder trabajar en un ambiente claro, limpio y transparente, donde la información oportuna y veraz ponga fin a la odiosa ola de rumores y acusaciones que sólo llevan al desprestigio de nuestra Universidad, por la que muchos idealistas “tenemos puesta la camiseta”.

3 Han comentado:

Anónimo dijo...

quien lo escribio?. me gusto

La Clau dijo...

es una profesora de ciencias, prefiero dejar el nombre en reserva por varios motivos

Saludos!

Marco Estrada dijo...

Felicito a quien escribiera semejantes palabras de aliento y veracidad. Me alegra enormemente saber que muchos de nuestros académicos, en especial esta profesora, manifiestan una mirada y una opinión distinta de las movilizaciones; no con discriminaciones, ofensas, o intolerancia, sino más bien con sabiduría, por lo que resalto y comparto plenamente lo señalado por esta maestra, que "La Universidad no puede estar ajena a la pérdida de valores del mundo y esta crisis es un reflejo de ello, no olvidemos que bajo el concepto están las personas, cada una con su carga de individualismo que justamente la hace única, y que sólo se puede aunar cuando existen ideales o propósitos comunes". Esto señores, para mí, es sabiduría, un concepto que va más allá del simple conocimiento.
Es mi deseo pleno que las Ues de Chile trabajes por recuperar y mantener su fuerte rol social, de manera mancomunada entre académicos, funcionarios, y los futuros profesionales de Chile, los estudiantes universitarios.
Aplaudo, agradezco, y felicito a quienes no tienen la pasividad como una forma de ser.
Saludos

Bienvendios estudiantes

Nunca consideres el estudio como un deber, sino como una oportunidad para penetrar en el maravilloso mundo del saber
........................................................................... Albert Einstein .................................................................. . Físico y matemático alemán
Búsqueda personalizada

FB

Comparte éste sitio en tu perfil

Contacto

uv.ambiental@gmail.com

Expresate

Archivo del blog

Visitas
Driving Schools
Driving Schools
eXTReMe Tracker

Nuestros Facebook/Feed

Directorio

Se ha producido un error en este gadget.

National Geographic POD

Seguidores

Este sitio se ve mejor en

Este sitio se ve mejor en
Google Chrome